Home Farandula Latinos parodian a Donald Trump en cortometraje

Latinos parodian a Donald Trump en cortometraje

634
1
SHARE

Notice: Undefined index: show_featured_image_on_all_pages in /home/farandus/public_html/wp-content/themes/Newsmag/includes/wp_booster/td_api.php on line 163

Nueva York – El discurso antiinmigrante de Donald Trump motivó que un grupo de latinos recurriera a un cortometraje para levantar su voz en contra “del odio y la división” que dicen inspiran las palabras del candidato presidencial republicano.

“Crusade in Wonderland: Rise of the Drumpf” (Cruzada en el país de las Maravillas: el ascenso del Drumpf), que se estrena el 6 de octubre en Nueva York, es una sátira que expone, a través de una familia de inmigrantes, cómo impacta el discurso de odio de Trump, según su guionista y actor Andrés Martínez Tutek y el director y también guionista Alejandro Marín, ambos colombianos.

“El cortometraje lo realizamos motivados por ese discurso de odio y división que promueve Trump, no sólo contra los emigrantes, sino contra musulmanes, las mujeres, porque es un misógino, contra lo diferente, por su burla a los discapacitados, es una colección de cosas”, dijo a EFE Martínez Tutek.

“Nos dijimos: ‘Somos parte de esta cultura, de esta sociedad, de este país que se caracteriza por abrir puertas a todos, construido por emigrantes, de un país que sabe aprovechar la diferencia de la gente’. Creo que eso es lo que nos hace grande”, agregó.

El corto, de 25 minutos y que será presentado en el club Stage 48, fue filmado en Nueva York con las actuaciones de la mexicana Karina Domínguez, los estadounidenses Mia Molina y Brett Somers, los dominicanos Sully Bonnelly y Emely Grisanty, los colombianos Tutek, Libia Gil y Hernán Martínez, la venezolana Alexandra Gutiérrez, la paquistaní Ayeshia Alizai y el puertorriqueño Éric-Dominique Pérez.

“Crusade in Wonderland: Rise of the Drumpf” muestra a su protagonista como un payaso y recurre a los personajes de un gato y un conejo, en una remembranza a Alicia en el país de las maravillas, y ambos se esconden en un sótano, junto con la niña de la familia de inmigrantes, huyendo del discurso de “Drumpf”.

El guionista y actor explica que el cambio de apellido surgió por un chiste en un programa de televisión “de que ese es el apellido original de su familia y se lo cambiaron”.

“Lo hicimos (el cambio de apellido) para alejarlo del real, como ironía porque (en su discurso) ataca a los inmigrantes y su familia también es inmigrante”, indicó.

 

Por Agencia EFE