SHARE

El apasionado llamado de Oprah Winfrey por un “mañana más brillante incluso en nuestras noches más oscuras” en los Globos de Oro, ha hecho que los activistas del Partido Demócrata empiecen a hacer ruido sobre la superestrella de televisión y la contienda presidencial de 2020, incluso si solo es una fantasía.

A pesar de esto, para los demócratas en los estados que votan primero y quizá para la población que en su mayoría no aprueba el desempeño del presidente Donald Trump, la idea de una figura mediática popular como candidata presidencial no es tan extraña como alguna vez pareció, sobre todo ante el hecho de que el empresario neoyorquino de bienes raíces y astro de reality shows está ahora en la Casa Blanca.

“Mira, es ridículo, y lo entiendo. Pero al mismo tiempo la política es ridícula en este momento”, dijo el operador demócrata de Iowa, Brad Anderson, un excandidato estatal quien también estuvo a cargo de la campaña de reelección del presidente Barack Obama en 2012 en Iowa.

El discurso de Winfrey al aceptar el domingo el premio Cecil B. DeMille a la trayectoria, abordó sus orígenes humildes y la admiración que le provocaban durante la infancia los defensores de los derechos civiles.

Pero fue su exhortación a las legiones de mujeres que han denunciado a acosadores sexuales y su sueño de que llegue el día en que “nadie tenga que decir de nuevo ‘a mí también’” que ha hecho que algunos operadores políticos en estados que votarán primero, como Iowa y New Hampshire, piensen que Winfrey podría ser lo que los demócratas necesitan.

“Creo que necesitamos más modelos como ella que le hablan a las mujeres jóvenes y tratan de restaurar algo de esperanza. La elección de Donald Trump fue un devastador revés para las niñas”, dijo Liz Purdy, quien encabezó la campaña de Hillary Clinton para las elecciones primarias del Partido Demócrata en 2008.

Por AP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here