SHARE

KAZÁN, RUSIA.– El gol de Diego Costa, su tercero en lo que va de la Copa del Mundo, y la ayuda del videoarbitraje salvaron a España al imponerse ayer 1-0 ante Irán para quedar a las puertas de la siguiente fase en la Copa del Mundo.

Tensa toda la noche en Kazán, España vivió un verdadero suplicio para perforar la férrea muralla que le montó Irán. El gol de Costa a los 54 minutos fue gestado tras una pincelada de pase de Andrés Iniesta hacia el atacante del Atlético Madrid. Con una dosis de suerte, Costa festejó el gol después que un contacto de la pelota con un defensor pegó en su pierna y la envió a la red.

Costa venía de anotar dos goles en el empate 3-3 contra Portugal en la apertura del Grupo B. La selección española quedó en igual situación que la portuguesa, que horas antes le ganó 1-0 a Marruecos.

En un partido en que a España le faltaron suficientes luces para abrirse huecos en la telaraña defensiva iraní, no fue hasta poco después del complemento en que encontró la senda del gol gracias a la habilitación de Iniesta. Pero poco antes el capitán Sergio Ramos avisó con un potente remate que atajó en posición difícil el arquero Ali Beiranvand.

— La barrera iraní

España merodeó el área rival desde el inicio de la acción, pero nunca tuvo éxito, y le fue imposible superar la poblada zona defensiva de los iraníes, quienes se empeñaron en mantener el férreo cerco, que se convirtió en un sofocante tormento.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here