SHARE

KALININGRADO, Rusia — Pocas veces el primer lugar en un grupo de la Copa Mundial tuvo un sabor tan agridulce.

Cuando todo apuntaba a que España quedaba segunda y enfrentaría a la crecida Uruguay en los octavos de final, un gol de Iago Aspas en tiempo de descuento contra Marruecos combinado con otro de Irán, también en la prórroga, ante Portugal, dejaron a los españoles primeros en el Grupo B, con Rusia en el horizonte.

Uruguay será el rival de Portugal, que finalizó segundo.

España ganó el grupo al empatar el lunes 2-2 con Marruecos, en un partido en el que estuvo dos veces abajo en el marcador ante un equipo ya eliminado. Lució desdibujada y mostró enormes agujeros en la defensa.

Portugal tenía el primer lugar hasta pasados los 90 minutos, pero los goles en las prórrogas — ambos con intervención del videoarbitraje—dejaron a España al tope del grupo. Españoles y portugueses quedaron empatados en puntos (5) y saldo de goles (más uno), pero España marcó un tanto más.

Marruecos cosechó su primer punto y terminó último, detrás de Irán, que sumó cuatro.

España sorteó la primera ronda con un triunfo ante Irán y empates con Portugal y Marruecos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here