SHARE

El silencio acogió su voz interior y apenas pudo compartir una canción, esa que grabaron juntos hace ocho años: “Oportunidad perdida”. De esa manera Yolandita Monge rindió homenaje a su eterno amor dominicano: Anthony Ríos, fallecido la tarde del lunes a los 68 años de edad.

Acompañado de la canción, en su Instagram puso dos corazones, uno rojo y otro negro.
“No vuelve una oportunidad perdida, nunca regresa es una sola en esta vida, tú fuiste la mejor de todas ellas, tuve tu alma y no supe darme cuenta, fue tarde cuando pude descifrar quién eras”, reza la composición.

El tema fue presentado en 2011, cuando 25 años después de su tórrido romance, se juntaron de nuevo en un escenario para protagonizar uno de los conciertos más memorables de ambas carreras.

Anthony fue un hombre enamorado. Una mujer al lado era parte de su transcurrir de vida. Los 26 hijos que deja son la contabilidad más acertada de los tantos amores.

No importa que fueran altas o bajas, blancas o negras, rubias o morenas a él le gustaban sus hembras, pero uno de los romances más publicitados fue el que tuvo con la cantante puertorriqueña Yolandita Monge.

“Fuimos el amor más publicitado de cada uno. Ella en Puerto Rico y yo aquí, fuimos noticias por casi cinco años”, dijo en una oportunidad a reporteros de Listín Diario.

(+)

LAS CANCIONES

Este amor produjo entre ocho o nueve canciones. Las más célebres “Señora tristeza” y la contrarespuesta “Señor del pasado”. Él también compuso para ella “Sí” y “La distancia”.
Tras un intenso periodo amoroso, ambos tomaron caminos amorosos por separado sin que la relación dejara un hijo de por medio como 26 veces él lo procreó con otras.

Cuando se le preguntaba el por qué terminaron la respuesta era evasiva: “No recuerdo que rompiéramos, simplemente un día se marchó. Nunca dijimos vamos a dejar esto. Como comenzamos asimismo nos fuimos alejando”.

Anthony recordaba a Yolanda con gran admiración. “Ella es feliz por su lado, y yo por el mío. Pero eso no impide que recordemos momentos muy buenos y hermosos”.

En 2011 se reencontraron “25 años después”, incluyendo una serie de shows en Nueva York, precisamente en la ciudad donde nació aquel tan comentado amor.

Con producción de Félix Cabrera, en el teatro United Palace, del Alto Manhattan, Monge y Ríos ofrecieron a casa llena una veintena de conciertos que los llevó por Estados Unidos y República Dominicana.

Fue una noche memorable en la que inesperadamente brotaron lágrimas no solo entre muchos de los presentes sino de los propios artistas cuando unieron sus voces en el escenario y se tomaron de las manos, dándole una verdadera carga emocional a aquel momento.

“Cuando termina un amor”, interpretada por Monge marcó la entrada de Anthony Ríos para cantar a dúo con ella después que lo hicieran por separado.

Al verse se saludaron con un tierno beso en sus mejillas, conversaron brevemente sobre los momentos que vivieron juntos.

Anthony sentenció con la frase “con el permiso de ese gran esposo que tienes ahora, al que admiro, tu sigues estando buenísima”. Y ella respondió: “Sabes que yo decía que es más fácil ahora saltarte que darte la vuelta”, arrancando las carcajadas del público.

Al terminar Yolandita le dio un beso muy cerca de la boca mientrás él dio la sensación de haber quedado sin respiración ante la sorpresiva acción de la puertorriqueña.

Los dos, tomados de las manos no ocultaron sus lágrimas. Fue el momento de ternura, de clímax.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here