SHARE

contrario a lo que se piensa, la primera vez que Juana Peña apareció en una canción de la salsa no fue en la voz de Héctor Lavoe sino en la voz del Sonero Mayor, específicamente en el tema ‘Las Ingratitudes’, una bomba compuesta por Doña Margarita Rivera, su madre, incluida en el disco Invites You To Dance (1958) de Rafael Cortijo Y Su Combo. Los soneos, como en la gran mayoría de las canciones, fueron creatividad e inspiración de Don Ismael Rivera y en dicha ocasión, Maelo, se lamentaba de las ingratitudes de una tal Juana Peña.

Once años después, un día, luego de un ensayo en la casa de Willie Colón y mientras Héctor y Willie almorzaban, el trombonista tarareó una melodía que se le ocurrió en el momento y ‘El Jibarito’, lleno de inspiración, empezó a ponerle la letra a un tema que incluirían en la producción en la que venían trabajando.

Conforme se iba tejiendo la trama de la canción (que estaba basada en una mujer que a muchos hombres había engañado) la historia de la protagonista se iba tornando cada vez más trágica.

En un punto Willie le sugirió a Héctor que la mujer, por traidora, debería morir terriblemente, pero Héctor modificó el destino del personaje haciéndola caer en honda pena por un amor que nunca llegó, y en seguida nació el coro de la canción: ‘Juana Peña ahora me llora…’

De inmediato, para evitar que la letra se les olvidara, la escribieron en una hoja de papel, poco después se grabó en ‘Cosa Nuestra’ (1969), uno de los discos que catapultó a la fama a la Orquesta de Willie Colón.