SHARE

El productor Raphy Pina se siente confiado en que saldrá airoso de la acusación que un gran jurado federal emitió hoy por violación a la ley de armas.

“El señor Pina está tranquilo”, expresó a Primera Hora la licenciada María Domínguez. “La fiscalía le extendió la cortesía de permitir que él se entregara para cumplir con el proceso judicial inicial. Estaremos atendiendo eso mañana en el curso del día”, adelantó la letrada.

La acusación formal establece que el 1 de abril de 2020 o alrededor de esa fecha, Pina, con el conocimiento de que había sido condenado por un delito condenable con pena de prisión superior a un año y de tener prohibido poseer o portar armas de fuego, poseía a sabiendas: una pistola Glock, modelo 19, calibre 9 mm; un Smith & Wesson, modelo SD40, calibre .40 y varias municiones. Además, las municiones fueron detalladas en 526 rondas, incluidas 148 rondas de munición de pistola calibre .40, 123 rondas de munición de pistola calibre .357, 3 rondas de munición de pistola calibre .45, 170 rondas de munición de pistola calibre .25, 3 cartuchos de munición de pistola calibre 5.7, 35 cartuchos de munición de rifle calibre 7,62, 18 cartuchos de munición de rifle calibre 7,92, 1 cartucho de munición de escopeta calibre 12 y 25 cartuchos de munición de pistola calibre 9 mm.

Para esa fecha, agentes del FBI allanaron una de sus propiedades, específicamente una residencia en la urbanización Caguas Real, en el referido municipio. En ese entonces, una fuente allegada a Primera Hora aseguró que el también manejador de la cantante Natti Natasha no residía en la propiedad por trabajos de reparación, y que se había mudado hacía ocho meses.

“No voy a entrar en la gestión del caso, pero debo decir que las armas que se adjudican no estaban en la posesión física del señor Pina”, sostuvo la licenciada ante el cuestionamiento de si, en efecto, el productor es propietario de las mismas. “Tampoco la acusación adjudica que las armas se hayan utilizado en la vinculación con ningún otro delito, como usualmente vemos con narcotráfico o delitos de violencia. No hay ningún tipo de alegación de este tipo”, enfatizó.

“El propósito de mañana es cumplir con los propósitos con las exigencias del procedimiento inicial, que es la comparecencia inicial y alegación de no culpabilidad”, expuso, y aclaró que “la vista se hará virtualmente”.

La abogada, quien reveló que Pina no se encuentra en Puerto Rico, reiteró que su cliente “está tranquilo y muy positivo, dispuesto a enfrentar esto de la manera responsable”.

En diciembre del año pasado, la Policía registró un tiroteo en horas del día contra unas de las oficinas del productor, ubicada en Caguas. En la escena se recuperaron 12 casquillos de calibre .40, 6 casquillos de calibre 223, dos balas calibre 223 y un proyectil deforme disparado.