SHARE

PARIS – La policía francesa seguía buscando el martes a cinco personas sospechosas de asaltar a Kim Kardashian West en una residencia privada de París antes de robarle joyas valoradas en más de $10 millones.

Las autoridades analizaban las imágenes de cámaras de seguridad para intentar identificar a los agresores, que llevaban escudos falsos de policía en sus chaquetas.

Tras abrirse paso a la fuerza hasta el apartamento de la celebridad estadounidense en el lujoso distrito ocho, los ladrones la retuvieron a punta de pistola y la encerraron en un baño antes de huir en bicicleta el lunes de madrugada. Robaron un joyero que contenía piezas valoradas en 6 millones de euros ($6.7 millones), así como un anillo de 4 millones de euros ($4.46 millones).

Kardashian West, que se encontraba en la capital francesa para asistir a los desfiles de la semana de la moda, regresó el lunes a Estados Unidos.