SHARE

Llegó el 21 de agosto, día esperado por muchos para observar el eclipse solar parcial, a partir de las 2:00 p.m. Para mirar de forma segura este fenómeno es imperante tomar una serie de medidas que evitarán afectar su visión, incluso quedarse ciego.

Primeramente, contemplar el sol en cualquier momento es dañino para sus ojos, no solamente durante el eclipse. Así lo explica el doctor Ian Piovanetti, presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Oftalmología.

“Mirar el sol con gafas regulares, telescopio y cámaras no es indicado, a menos que haya protectores y filtros especiales. Los filtros se le pueden adaptar al telescopio y puede utilizar gafas especiales para ver el eclipse, tipo desechables que son bien oscuras. Ninguna otra gafa funciona, ni ponerse dos gafas”, detalló previo a indicar que el filtro recomendado es el ISO 12312-2.

En caso de no conseguir estas gafas, Piovanetti sugiere usar una máscara de soldar. Si no dispone de ninguno de estos dos, “lo más recomendado es que se tomen una foto tipo ‘selfie’ con el sol y que miren el celular, pero no por tanto tiempo porque podría dañar la cámara del celular”.

Para poder comprender la magnitud de exponer sus ojos al sol, los rayos ultravioletas y el calor, compartió el ejemplo del experimento con la lupa que quema el papel al entrar en contacto con los rayos del sol.

“Lo mismo pasa con el ojo, que funciona como lupa que concentra los rayos del sol en la retina y daña parte del ojo, la mácula y eso se llama retinopatía solar. Se quema la retina, la parte de atrás del ojo. El daño es permanente y el eclipse pudiera ser algo que vea espectacular, pero sea lo último que vea el resto de su vida porque mirar el eclipse (sin protección) unos segundos son suficientes para quedarse ciego”.