SHARE

La cuarta temporada de The Crown, la serie que repasa el reinado de Isabel II y se adentra en los entresijos de la familia real británica, sigue generando polémica. La llegada de personajes tan mediáticos como Margaret Thatcher y, especialmente, de Diana de Gales, unida a ciertos pasajes muy controvertidos ha levantado ampollas no solo en Buckingham, sino también en algunos sectores de la clase política británica.

Tal es así que el Gobierno del Reino Unido ha tomado cartas en el asunto y ha pedido a Netflix que incluya al inicio de cada capítulo un aviso dejando claro que The Crown es una obra de ficción.

Ha sido el Secretario de Cultura, Oliver Dowden, quien en nombre del Gobierno encabezado por Boris Johnson ha solicitado formalmente al servicio de streaming que al inicio de cada uno de los capítulos de la serie se incluya una advertencia para los espectadores que especifique que, a pesar de estar inspirada en hechos reales, la producción de Peter Morgan es una obra de ficción para evitar confundir al público más joven.

En declaraciones concedidas al Daily Mail, Dowden se refiere a la serie de como “una obra de ficción bellamente producida” y asegura que “Netflix debería dejar muy claro que es solo eso”. “Sin esto, me temo que una generación de espectadores que no vivió estos hechos puede confundir la ficción con la realidad”, afirma el secretario de Cultura que, según la publicación británica, en los próximos días escribirá al gigante del streaming para solicitar formalmente que incluya un aviso en este sentido al comienzo de cada episodio.

Y es que, desde el entorno de la familia real británica, continúan las quejas por la forma en la que The Crown dibuja algunos de los capítulos recientes de la Corona, especialmente todo lo relativo a la relación entre el príncipe Carlos y Lady Di. Algo que, según algunos, tiene una clara intención de dañar a la institución.

“Es bastante siniestro la forma en que Morgan claramente está usando entretenimiento ligero para impulsar de forma abierta la agenda republicana y la gente simplemente no lo ve. Están siendo manipulados”, denuncian desde el entorno de Carlos.