SHARE

Llegó la hora de la verdad para uno de los eventos más esperados de la ciudad. Es la Feria de Cali, que en su edición 63 enfrenta el reto del formato digital para priorizar la vida y despertar emociones como las que se han hecho en forma presencial.

Este fue un arranque de Feria virtual como una prueba de fuego, ante el desafío de dejar en alto la mayor festividad de Cali. Así como hubo ovaciones en redes sociales, también hubo severas críticas por la cuantiosa inversión.

Bajo el concepto de ‘Conectados por la vida’ tanto caleños como personas amantes de este certamen ferial en diferentes partes del mundo, pueden disfrutar con una programación que mantiene el espíritu de los principales eventos feriales.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, destacó: “Este proyecto cultural es bioseguro, con estrictos protocolos, construido aquí en nuestro coliseo El Pueblo y ha tenido la oportunidad de vincular lo presencial y lo virtual”. 

Además de la cadencia que caracteriza a los talentos de las escuelas de salsa en Cali, la belleza de sus mujeres brilló en esta noche del 25 de diciembre.