SHARE

A pesar de dos derrotas dolorosas en los primeros tres juegos del torneo de béisbol olímpico, la República Dominicana confía en que podrá salir a flote y traer una presea al país en el deporte rey.

“Vamos a seguir firmes, a seguir representando la patria con orgullo y vergüenza y vamos a seguir adelante”, dijo el dirigente Héctor Borg el lunes.

La República Dominicana perdió el domingo 4-3 ante Corea del Sur, en un partido que el relevista Luis Felipe Castillo perdió una ventaja de dos carreras y toleró tres para cargar con el revés.

En el partido inaugural, contra Japón, Jairo Asencio también fue castigado en el noveno y permitió tres carreras en apenas un tercio de entrada.

Borg anunció que Cristopher Crisóstomo Mercedes será el abridor del encuentro del martes, contra Israel, que perdió ante Corea del Sur.

“Mercedes es la mejor opción para el próximo partido”, aseguró el dirigente, sobre el lanzador que trabajó seis entradas de una carrera y siete ponches contra Japón en la jornada inaugural.

Borg aseguró que se han analizado todas las situaciones de juego y que está preparado para aplicar los ajustes necesarios.

“No nos vamos a dormir en hacer los ajustes. Lamentablemente no pudimos hacer el trabajo (el domingo) pero vamos a seguir confiando en los jugadores”, indicó.