SHARE

La Policía de Investigaciones de Chile informó el lunes sobre la detención de una banda internacional de traficantes de personas que en lo que va del año sacó del país sudamericano con rumbo a Estados Unidos a más de 1,000 inmigrantes haitianos, incluidos a sus hijos chilenos y a menores solos.

Al momento de las detenciones en el norte del país la policía encontró con ellos a 57 inmigrantes venezolanos y colombianos que fueron internados en la madrugada desde Perú a Chile. En el grupo había “algunos lactantes y menores de edad sin compañía de sus padres”, señala un comunicado policial divulgado a la prensa.

Los detenidos son un haitiano, que dirigía el grupo; un peruano, una paraguaya, dos venezolanos y cuatro chilenos, detalló.

El subprefecto Giordano Lanzarini, jefe de la Brigada de Trata de Personas Metropolitana, dijo que el año pasado fue detectado un flujo migratorio irregular que involucraba a niñas y niños menores de cinco años, todos de nacionalidad chilena, hijos de padres haitianos, que fueron detectados en diferentes estaciones migratorias” de varios países, en ruta hacia Estados Unidos.