Rusia mantiene presión militar en su invasión

    133
    0
    Compartir
    Rusia, confrontada a un ar­senal de sanciones por la invasión de Ucrania, sus­pendió ayer miércoles por seis meses la venta de divi­sas extranjeras y anunció una tregua para dejar sa­lir a civiles de las ciudades bombardeadas, sin aflojar la presión militar.Polonia, un país de la OTAN, se dijo por su lado lista para colocar sus avio­nes Mig-29 a la disposición de Estados Unidos, abrien­do paso a un posible esque­ma para poner esos apa­ratos a disposición de la Fuerza Aérea ucraniana.

    Las sanciones escalaron el martes un nuevo peldaño, cuando el presidente Joe Biden decretó un embargo sobre la importación esta­dounidense de petróleo y gas rusos, con la intención de “asestar otro duro gol­pe” al presidente ruso Vla­dimir Putin.

    Reino Unido indicó que también cesará de impor­tar petróleo y derivados pe­trolíferos rusos a fines de 2022.

    La invasión ordenada por Putin el 24 de febrero ha empujado hacia países ve­cinos a más de dos millo­nes de ucranianos, de los 37 millones que tenía el país antes del conflicto (sin contar las zonas separatis­tas del este) y ha generado millones de desplazados internos.

    Rusia anunció una nue­va tregua humanitaria pa­ra para la evacuación de civiles en Ucrania por “co­rredores humanitarios”, a partir de las 07H00 GMT (09H00 local) de este miércoles. Miles de civiles huyeron el martes de ciu­dades asediadas.

    Dos convoyes de decenas de autocares salieron de Sumy, a unos 350 km al noreste de Kiev, donde los bombardeos habían de­jado el lunes al menos 21 muertos.

    Las evacuaciones continua­ron también en la región de Kiev, capital ucraniana.

    En Bucha (norte) y Mariú­pol (sur), los civiles seguían en cambio bloqueados.

    En Mikolaiev, cerca de Odesa (sur), los coches for­maron filas de varios ki­lómetros para huir de los combates que se acercaban, constató una periodista de la AFP.

    Delante del hospital central de la ciudad, Sabrina, de 18 años, esperaba a su madre

    cargada con un gato, un pe­rro y varias bolsas. “Vamos a irnos lo más rápidamente po­sible. Todos los días hay bom­bardeos, es aterrador”, dijo.

    El último balance de Na­ciones Unidas cifra en 406 el número de civiles falleci­dos por la invasión, aunque ese número es seguramente muy inferior al real.

    Mig-29 polacos
    Polonia, un país de la OTAN, se dijo lista para colocar “sin dilación” sus aviones Mig-29 a la disposición de Estados Unidos, abriendo paso a un posible esquema para trasla­dar esos aparatos a Ucrania.

    Los Mig-29, antiguos apara­tos de fabricación soviética, podrían ser utilizados por pi­lotos ucranianos sin necesi­dad de entrenamiento.

    Ello se debe a que la fuerza aérea ucraniana está exclu­sivamente compuesta por Mig-29 y Sukhoi-27 (defen­sa antiaérea y apoyo en tie­rra) y por cazabombarderos Sukhoi-25, según el “Balance militar” del Instituto Interna­cional para Estudios Estraté­gicos (IISS). El gobierno es­tadounidense, sin embargo, sostuvo que la oferta polaca no es “factible”.

    Putin ordenó invadir Ucra­nia alegando querer pro­teger a la población ruso­hablante de las regiones separatistas del este, en gue­rra contra Kiev desde 2014.

    El presidente ruso reclama la desmilitarización de Ucra­nia, un estatuto neutral para el país (ahora orientado ha­cia Occidente) y garantías de que nunca formará parte de la OTAN.

    El presidente ucraniano, Vo­lodimir Zelenski, dijo a la ca­dena estadounidense ABC que ya no insistirá en ad­herir a la OTAN y que está pronto para asumir “com­promisos” sobre el estatuto de los territorios separatis­tas, a los que Putin recono­ció su independencia antes de lanzar la invasión.

    Sin embargo, hablando por videoconferencia ante los diputados ingleses, que le recibieron con una ovación, citó a Winston Churchill en 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, y afirmó: “Lucharemos hasta el final, en el mar, en el aire”.

    Biden dijo que “Rusia puede seguir avanzando a un pre­cio horrible, pero esto ya es­tá claro: Ucrania nunca será una victoria para Putin”.

    Los precios del petróleo con­tinuaron su ascenso impara­ble el martes.

    DETALLES
    Nord Stream 2

    El gasoducto Nord Stream 2 entre Alemania y Rusia, objetivo de las medidas de represalia to­madas por Berlín y Was­hington tras la invasión, está “muerto” y no podrá ser “resucitado”, declaró el martes la número tres de la diplomacia estado­unidense.

    Unión Europea
    Los países de la Unión Europea, que reciben de Rusia aproximadamente el 40% de sus importacio­nes de gas y una cuarta parte de las de petróleo, optaron por fijar el obje­tivo de reducir en dos ter­cios sus importaciones de gas ruso.