EEUU y la UE se comprometen a trabajar juntos para que Putin rinda cuentas

    144
    0
    Compartir
    EFE
    Washington

    Representantes del Gobierno de Estados Unidos y de la Unión Europea (UE) se reunieron este miércoles en Washington para abordar conjuntamente los retos que plantea Rusia, y se comprometieron a trabajar juntos para que su presidente, Vladímir Putin, rinda cuentas por la invasión de Ucrania.

    El vicesecretario general y director político del Servicio Europeo de Acción Exterior, Enrique Mora, y la subsecretaria para Asuntos Políticos del Departamento de Estado de EE.UU., Victoria Nuland, dieron el pistoletazo de salida en la capital estadounidense a un nuevo diálogo de alto nivel que a partir de ahora contará con una o dos ediciones al año.

    En la reunión, Mora y Nuland hablaron sobre cómo EE.UU. y la UE trabajarán para hacer un seguimiento a los crímenes de guerra, compartirán información y usarán «todas las herramientas a su disposición» para que los perpetradores rindan cuentas, indicaron en un comunicado conjunto.

    También trataron los pasos adicionales a seguir para «aislar a Rusia todavía más» de las economías de EE.UU. y la UE, así como del sistema financiero internacional.

    En lo relativo a China, Mora y Nuland subrayaron que ambos países seguirán urgiendo a Pekín para que no sortee las sanciones a Rusia y para que no provea ningún tipo de apoyo a los rusos para su agresión contra Ucrania.

    «Agradezco a la subsecretaria su hospitalidad y los debates en profundidad de este primer diálogo UE-EEUU sobre Rusia. Nuestra respuesta conjunta, la unidad transatlántica y el apoyo al pueblo ucraniano siguen firmes en paralelo a la agresión rusa en Ucrania», indicó Mora en su cuenta de Twitter.

    Por su parte, Nuland tuiteó que EE.UU. y la UE se mantienen junto a Ucrania y seguirán trabajando unidas para «que (el presidente ruso, Vladímir) Putin rinda cuentas por su guerra mortífera y sin sentido».

    Mora y Nuland acordaron seguir con el diálogo a finales de 2022.

    Durante la cumbre que celebraron el 15 de junio de 2021, el presidente estadounidense, Joe Biden, y los presidentes de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, acordaron establecer un diálogo de alto nivel entre Washington y Bruselas para abordar las cuestiones relativas a Rusia.

    «Para coordinar nuestras políticas y acciones planeamos establecer un diálogo de alto nivel sobre Rusia entre la UE y EEUU», anunciaron entonces en las conclusiones aprobadas durante esa cumbre en la capital belga.

    En 2020, la UE y la anterior administración del republicano Donald Trump habían acordado poner en marcha una iniciativa similar para abordar los retos que supone China.

    La UE y Estados Unidos se plantean como objetivos fundamentales ante la agresión rusa a Ucrania que Moscú acepte un alto el fuego, que cesen las hostilidades, la apertura de corredores humanitarios, que Rusia retire sus tropas y que reconozca la independencia de Ucrania dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas.

    Para lograrlo, las dos partes se han consultado antes de imponer, por separado, sanciones a Rusia y medidas que la aíslen en la comunidad internacional.

    Pero el marco de diálogo que se inició este miércoles va más allá de la coordinación de medidas de carácter inmediato o políticas a corto plazo, y se centró en cómo será el futuro y cómo reaccionarán a ello EE.UU. y los socios europeos.

    La UE y EE. UU. esperan en ese contexto abordar la cooperación en ciberseguridad y hablar de la desinformación que apoya el régimen de Putin, así como de la ayuda humanitaria que necesitan los ucranianos.

    Fuente:https://elnacional.com.do/